Continuando con el tema que tocamos en nuestro último artículo, la seguridad de los más pequeños, por nuestra experiencia en la  fabricación de piscinas de hormigón en La Rioja, sabemos que es un asunto que preocupa considerablemente a muchos de los padres para los que hemos tenido ocasión de trabajar. Hablábamos hace unas semanas de las precauciones a tomar cuando los niños utilizan la piscina y en los alrededores hay algún adulto que les pueda vigilar.

Sin embargo, no son infrecuentes los accidentes que se producen fuera de las épocas de baño en los que, por un descuido, un niño puede acabar dentro de la pileta. Al riesgo de que el niño aún no haya aprendido a nadar se une el peligro que suponen las bajas temperaturas. Por eso, cuando presentamos un proyecto para la fabricación de piscinas de hormigón en La Rioja solemos incluir también algunas medidas de seguridad para prevenir este tipo de percances.

La primera medida de seguridad está destinada a impedir el acceso a la zona de la pileta mediante la colocación de un vallado. Hay decenas de tipos de vallas que se pueden colocar, utilizando madera, enrejados metálicos o, incluso, setos y arbustos, la cuestión es crear una barrera que impida el acceso.

Existen también diferentes dispositivos que hacen saltar una alarma, luminosa o acústica, cuando alguien se acerca a una distancia determinada de la pileta. Sin embargo, este no es un sistema muy eficaz si hay mascotas en tu casa a las que les gusta jugar y correr por el jardín. Existen también dispositivos que detectan la caída al agua de cualquier objeto, más o menos voluminoso, y que cuando eso ocurre activan una alarma.

Consulta con Gade Piscinas y Jardines las soluciones que podemos ofrecerte para mejorar la seguridad de tu piscina.